lundi 7 septembre 2009

Carter #7233 ring-top set in brown Coralite, c.1927



Carter fue fundada en Boston, Massachusetts por John W. Carter en 1858. Dedicada a la producción de tintas y productos de oficina, en 1926 decidió invertir en el mundo de las estilográficas gracias a la compra de las patentes de la reciente desaparecida Laughlin Pen Company.



Los modelos, en ebonita y en celuloide, se caracterizan por su alta calidad, su sistema de carga a palanca y su clip. Al igual que LeBoeuf, Carter utilizó celuloides muy diferentes a las demás marcas; algunos colores son excepcionales. Los modelos #7 (oversize) son, en mi opinión, junto con las Moore L96, las Waterman #8, las LeBoeufs #8 y las Eisenstandt #8 una de las estilográficas más impresionantes y elegantes de la época.



Con una fuerte promoción publicitaria gracias a la reputación de las tintas, las ventas prosperaron hasta los años de la depresión. En 1939 la marca prefirió abandonar la venta de estilográficas y se dedicó solamente a la producción de tinta.



El año pasado tuve la oportunidad de comprar este set de Carter. Aunque nunca he sido un aficionado a las plumas "ring top", las cuales las encuentro demasiado pequeñas, menos bonitas al no tener el clip y poco prácticas hoy en día, reconozco que desde el primer momento caí en la tentación de "poseer" este objeto de escritura que tiene más de ochenta anos. Lo que más me gustó fue el hecho de conservar el estuche original con la emotiva escritura:

"Xmas 1927, to Ethel Robinson from Will Pope"


Código impreso al final del barril para definir el color (723...) y el tamaño del plumín (...3)

Tanto la estilográfica como el portaminas están construidos en celuloide (llamada comercialmente por Carter Coralite) color crema y protegidos en un estuche en plástico.




El plumín 14c, fino, ligeramente flexible y su conducto en ebonita, el cual suministra la tinta de forma regular, son una maravilla, sencillos y eficaces. Es quizás uno de los mejores plumines que jamás he utilizado.
Aunque reconozco que el tamaño es pequeño y no muy práctico, la estilográfica y el lapicero desprenden calidad y estoy seguro que a Ethel Robinson le encantó su regalo ;)