samedi 9 mai 2009

Conway Stewart 22 "Floral pen", c.1955

English



Realizada por uno de los fabricantes más populares de Inglaterra del siglo pasado, la estilográfica Conway Stewart 22 pertenece a ese grupo de plumas que no tuvieron éxito comercial y que dejaron de ser fabricadas poco tiempo después de su lanzamiento. Hoy es un modelo difícil de encontrar, pocos ejemplares se fabricaron* y pocos han sobrevivido: el material utilizado a base de plástico y caseina resultó ser muy frágil y con el paso del tiempo y el efecto de la tinta y el saco interior en caucho, el color pierde su blanco original y se vuelve amarillo.



Cuando Conway Stewart fabricó este modelo en los años 50, entre 1955 y 1957, el mundo de la estilográfica pasaba por uno de los más difíciles momentos de su historia. El bolígrafo, introducido masivamente a finales de los años 40 por Reynolds y Eversharp, era el protagonista y la estilográfica se encontraba en un segundo plano.

La respuesta de Conway Stewart ante este mercado difícil fue original pero sin éxito. Imitando la tradicional porcelana inglesa, la marca inglesa introdujo el modelo 22, llamado hoy por los coleccionistas "Floral Pen".



Quizás por cuestiones de diseño o quizás con la idea de abarajar costes de producción, la pluma está realizada a partir de un tubo blanco de color blanco recubierto por una fina capa de plástico transparente.



El modelo no es excesivamente grande, posiblemente dirigido a un público femenino, midiendo 12,2 cm cerrado y utiliza el típico clip en forma de diamante introducido por la marca a finales de los años 30 y el sistema de carga a palanca, un sistema sencillo pero eficaz.





Una de las características para distinguir la "Floral Pen", a parte de su color, es su plumín número 5 y su anillo en el capuchón con motivo griego. Un motivo solamente utilizado por Conway Stewart en este modelo y en el modelo "Speedy Phil", fabricado entre 1957 y 1959, llamado así por su particular sistema de carga muy parecido al Touchdown de Sheaffer.




La estilográfica presentada está en un estado excepcional, quizás nunca utilizada, en su caja original, su garantía y conservando aún el saco original firmado Conway Stewart. Una estilográfica sin duda original, de calidad y de gran belleza.

Hoy este modelo ha sido reeditado en serie limitada por la nueva directiva de Conway Stewart, siguiendo las pautas de la pluma original pero fabricándola esta vez en laca.



*Existe un dilema entre si fueron 200 o 2000 ejemplares. En mi humilde opiniòn y basándome en las veces que he visto este tipo de estilográfica ya sea en venta o en exposición y en la opinion de otros coleccionistas , pienso que la fabricación -si hubo un número preciso de producción- estuvo más bien en torno a los 2000 ejemplares.